¿Le damos unas vueltas a tu cocina?

Cuán acostumbrados estamos a vivir a toda velocidad, tratando de ganarle al tiempo como ciclistas profesionales. Con rutinas maratonianas en las que hay poco lugar para la planificación diaria.

Pues hoy os propongo parar un momento el reloj, bajarnos de la bici, y detenernos a reflexionar y pensar en ¿cómo nos organizamos con las rutinas en la cocina?…¿es nuestra cocina el lugar donde queremos cocinar a diario?

A veces pasamos por alto la importancia que tiene la cocina en nuestro día a día, en algunos casos el lugar donde desayunamos y comemos, en otros casos donde también trabajamos.

Y sobre todo, un espacio que usamos y aprovechamos para contarnos cómo fue el día, compartimos vivencias en compañía.

Por tanto…¿cómo influye en nuestras ganas de cocinar una cocina poco organizada?, bastante. Porque el orden y la disposición de la despensa en la cocina son factores que optimizan el funcionamiento al cocinar.

La organización de las zonas de trabajo también nos condiciona los movimientos si no están bien diseñadas.

Especial atención se lleva la iluminación que en general suele ser escasa y cenital. Mientras que en las zonas de preparación de alimentos y cocción, debemos tener bien enfocada una iluminación puntual.

Estos son algunos de los muchos aspectos a tener en cuenta a la hora de empezar a diseñar el espíritu de una cocina.

Cada cual es diferente, todo influye en la fórmula del buen diseño: los gustos, el estilo y ritmo de vida, los usos y costumbres de cada integrante del hogar cuentan para formar esa alquimia.

Para cada persona hay una cocina perfecta, ¿buscamos la tuya?…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.